Las rutas transoceánicas

"A partir de 1536, con la formalización del sistema de flotas... la navegación, partiendo del saco de Cádiz -como dicen los marinos-  hacía rumbo a Canarias y, tras una breve escala en Lanzarote o la Gomera, se enmaraban en el Océano, siguiendo la ruta de los alisios sobre la latitud 15 grados Norte. De esta forma alcanzaban las Antillas menores y, tras penetrar en el paso de la Martinica -dejando a estribor las islas de Sotavento-, se dirigían a Cartagena y Nombre de Dios o a Veracruz, según se tratase de la armada de galeones de Tierra Firme o de la Flota de Nueva España" (F. Ponce Cordones).