Skyline del Cádiz del S. XVIII

Vista del atardecer de Cádiz desde las torres miradores con el océano en el horizonte: un paisaje casi similar al que contemplaron los ojos de nuestros antepasados escrutando la llegada de las flotas y navíos de ultramar.

 

"Es de una belleza impresionante la vista que ofrece Cádiz desde el mar, cuando en un hermoso día se acerca el viajero a su magnífico puerto. La luz deslumbradora de su cielo meridional, reflejada en los altos edificios de piedra blanca que se miran en la bahía, atrae la mirada del navegante desde los mismos límites del horizonte (...) Cuando se empiezan a vislumbrar desde lejos los altos miradores y los blancos pináculos de cerámica vidriada, parecida a la china, que adornan los pretiles de las azoteas, estas áureas estructuras, fundiéndose con el lejano brillo de las olas, producen el efecto de una ilusión magna, una especie de Fata Morgana" (J.M. Blanco White)