Estudiando las rutas oceánicas. Mapero en las dependencias de los Mcpherson. S. XIX. Cádiz.

Navieros y consignatarios que negociaban los navíos y fletes que recorrían los océanos del mundo trayendo y llevando mercancías.

 

"Al hablar del comercio gaditano del siglo XVIII hay que tener en cuenta la gran importancia que tienen las casas extranjeras, no solo en la formación económica de los comerciantes nacionales, sino en el campo de la política y de la vida misma de la ciudad (...) ... es rara la ciudad europea de altura mercantil que no tiene corresponsal o consignatario en Cádiz. Y lo mismo podemos decir de las casas de comercio. Las entonces famosas Jolif, Guilloton de Kerever y Magon de la Value consideran nuestra ciudad como el centro de su comercio. Incluso muchos de estos poderosos negociantes creen que Cádiz es el sitio ideal para que sus hijos y sus más inteligentes empleados aprendan perfectamente el oficio. Cádiz es así la antesala de los cargos directivos de mayor importancia dentro de la casa comercial central" (Ramón Solís)