Tertulias de café. Café Royalty. Plaza de la Candelaria.

"A partir de la segunda mitad del siglo XVIII los cafés, con preferencia a las tabernas y las fondas, se convirtieron en centros de reunión de gente aficionada a las letras y a las tertulias en las que se discutían temas de actualidad, aunque habitualmente se intentaba que la conversación tomara derroteros literarios y científicos"... "De los que existen referencias como lugares de encuentro y tertulia, y sin duda lectura de periódicos -hasta el extremo de que, refiriéndose a la generalidad de los cafés, en el Diario Mercantil de Cádiz se les describe como ?atalayas donde se ven la reunión de todos los partidos"-, podemos mencionar el café de Apolo y el café de Orta, el café del Ángel, en la confluencia de la calle Santo Cristo con la plaza Candelaria; El León de Oro situado en la calle Nueva; el Café del Correo, en la calle Rosario, propiedad de José de Celis y del que se tienen noticias desde los años ochenta del siglo XVIII; el café y confitería de Francisco Cossi, en la calle San Francisco; y el Café de las Cadenas, que estaba en la plazuela de las Nieves, actual Argüelles" (A. Ramos Santana)

 

"La Constitución de 1812 fue producto de un impulso ciudadano excepcional y, con todas sus carencias, abrió el camino a la democracia. Las Cortes de Cádiz constituyeron el Primer Encuentro entre españoles, hispanoamericanos y filipinos. En el tiempo que duraron las deliberaciones se convirtió en una escuela de hacer política, de reflexión y debate, que formó a quienes luego serían importantes políticos e incluso redactores de las constituciones en sus respectivas patrias" (G. González Ferrera)