El amanecer de una ciudad. Maqueta de Cádiz. 1779. Museo de las Cortes de Cádiz.

"La calle Nueva de Cádiz... era reconocida en el mundo entero con la misma categoría comercial que hoy tiene la de Wall Street de Nueva York. Durante más de doscientos años fue una bolsa de contratación al aire libre. Allí se reunían los jefes de las grandes casas comerciales nacionales y extranjeras que tenían negocios en Indias; allí se fletaban barcos, se ajustaban fletes, se enrolaban tripulaciones, se adquirían pasajes, se aseguraban cargamentos, se liquidaban averías"; allí se sabía antes que en ninguna otra parte cuándo se iba a declarar la guerra o se negociaba una paz" (Raimundo de Lantery, 1700)


Cádiz tiene el privilegio de conservar la maravillosa maqueta encargada por el rey Carlos III que reproduce a escala la ciudad del XVIII.