La vida en las azoteas, con la Torre Tavira al fondo.

Hay una ciudad secreta dentro de Cádiz, la que forman las torres miradores emergiendo desde el plano de las azoteas. Una ciudad donde la vida discurre de forma distinta, casi ajena a la ciudad que vemos.

 

"Contempló arrobado las siluetas de los miradores adornados con grímpolas de colores, las torres blancas de la catedral y las solanas y terrazas donde se batían las ropas lavadas" "Amaba la claridad que reverbera en las torres miradores que oteaban el océano y en las azoteas blancas, los balcones que miraban al mar. Para ella era la tolvanera de los vientos, las espumas lamiendo la porosidad de las piedras ostioneras de La Caleta y el levante llevando en volandas los visillos y cortinas de su alcoba" (J. Maeso de la Torre)